ISSTH Capítulo 12: Hola hermana mayor Xu

Anterior     Indice     Siguiente

Capítulo 12: Hola, hermana mayor Xu

La escena, había atraído la atención de los Cultivadores cercanos, causando que sus expresiones cambiaran, muchos parecían estar desconcertados, sin saber exactamente lo que había sucedido. Pero ahora, todos sabían que Meng Hao no era alguien que provocar.

A pesar de que no sabían exactamente lo que había ocurrido, el aterrorizado primer cliente de Meng Hao sí lo sabía, con su corazón latiendo locamente, golpeó su bolsa de contención y produjo seis Piedras espirituales, las que entregó respetuosamente. Lamentó haber dudado en frente del Taller de Fabricación de píldoras en el pasado, por andar preocupándose de sus Piedras Espirituales en ese momento, había terminado sin ningún medicamento, y ahora, no tenía ninguna Piedra Espiritual con la que ir a comprar nada.

Meng Hao aceptó las Piedras Espirituales, produjo una píldora de Coagulación Sanguínea y una Píldora de Relajación Ósea, y se las dio al hombre.

“Muchas gracias por su patrocinio,” dijo con una amplia sonrisa. “Vuelva pronto.” Una vez más, se veía débil y frágil, sin embargo, para el cultivador de pie delante de él, era una bestia feroz con piel de cordero. Temblando, el hombre se marchó.

Cuando el Cultivador se fue, Meng Hao decidió no regresar a su lugar en la roca; agarró el estandarte de la “Tienda Taller de Píldoras” y empezó a pasear por la zona pública, se detuvo junto a dos discípulos que luchaban, enterrando la rama con la bandera en el suelo.

“Hermano, parece que está lesionado”, dijo, dando un paso adelante. “También parece un tanto agotado, no parece estar en el estado óptimo para estar luchando”

Los dos discípulos lo miraron con asombro, lo habían visto noquear a alguien, dudaron, y al mismo tiempo, ambos retrocedieron un poco.

“Resulta que tengo unas pastillas de Estimulación Espiritual del taller de fabricación de píldoras, tome una, y será revitalizado completamente, su victoria garantizada. Ya que hoy es nuestro día de inauguración en el negocio, sólo cuesta una Piedra Espiritual, ¡qué conveniente!” Meng Hao continuó caminando hacia adelante, con el rostro lleno de sinceridad.

“Ya tengo unas píldoras medicinales,” dijo el hombre al que le había estado dando a su discurso de venta, este dio una palmada a su bolsa de contención, y apareció una píldora de Estimulación Espiritual, la cual metió en su boca.

Al ver esto, Meng Hao suspiro, miró a su primer cliente potencial durante algún tiempo antes de determinar que este no tenía más píldoras medicinales, tosiendo ligeramente, miró al segundo hombre de pie delante de él. El hombre emitió un carraspeo frío, a continuación, produjo su propia píldora medicinal y se la tragó, suspirando en su interior.

Pero Meng Hao no se desanimó. Regresó de nuevo a la roca, sin dejar de ver a los dos. A medida que pasaba el tiempo, parecían estar cada vez peor, pronto estuvo claro que se habían quedado sin píldoras medicinales, y había llegado el momento crítico de la lucha, la victoria y la derrota serían decididas.

Con su estado de ánimo levantado de nuevo, Meng Hao levantó el estandarte y se acercó a ellos de nuevo.

“Hermanos, el momento de vida o muerte ha llegado, no les queda ninguna píldora medicinal, pero no se preocupen, tengo algunas aquí.”

“En este momento crítico, compre una de las píldoras de Coagulación de Alma, esta restaurará su energía en un instante, e incluso recuperará su energía espiritual, hermanos, no están comprando una píldora medicinal, lo que están comprando es energía espiritual. ¡Ah, usted está herido!” Las palabras de Meng Hao distrajeron a los cultivadores, y una espada voladora golpeó a uno de ellos en el brazo, lanzando un chorro  de sangre, el Cultivador herido retrocedió con un grito.

Meng Hao era incluso más rápido que él, siguiéndolo y continuando su discurso, con la apariencia tan débil y erudita como siempre.

“Hermano, ahora es el momento, está sangrando profusamente, rápido, compre una píldora de Coagulación Sanguínea, si no lo hace, el peligro es demasiado grande”

“¡Fuera de aquí!” el oponente del hombre rugió a Meng Hao, y cargó contra su oponente herido.

“Dame una píldora,” dijo el cultivador herido, con el rostro pálido, retrocediendo varios pasos, apretó los dientes y sacó una Piedra Espiritual; una píldora de coagulación sanguínea salió disparada de la mano de Meng Hao hacia la herida en el brazo del hombre. El flujo de sangre comenzó a disminuir, el cultivador centró su atención, y a continuación, saltó de nuevo a la pelea.

“Ah, Hermano, parece que se quedó sin píldoras medicinales, mire, tengo un montón, ahora que su oponente compró una, está lleno de energía, pero usted está herido. ¿Por qué no comprar una píldora de coagulación sanguínea?

“¡Oh, no!, resultó cortado de nuevo, debe estar realmente cansado, tome las cosas con calma y no se desanime, hermano, todavía tengo una píldora de Relajación Ósea.”

“Un Piedra Espiritual por píldora, usted debe comprar las píldoras rápidamente, los sabios dijeron, Las Piedras espirituales tienen un precio, pero una vida es invaluable.” Meng Hao los rodeó lentamente, efectivamente, se les habían agotado las píldoras medicinales, y pronto, comenzaron a comprar. Cada uno sintiendo la presión del otro, compraron unas cuantas, la batalla se hizo más grave, el combate de hoy era más intenso que cuatro o cinco batallas normales.

Originalmente, había sido una pelea bastante simple, pero con la “Tienda Taller de Píldoras” aquí, las cosas se complicaron. Con la lucha peligrosa, vienen las heridas, estas dos no pueden separarse.

Plof. Plof. Los dos hombres finalmente habían agotado cada onza de su energía, cayendo inconscientes al suelo, con su Piedras Espirituales gastadas y las píldoras medicinales consumidas, incluso sus objetos mágicos fueron destruidos en la batalla, aparentemente junto con su sano juicio. Qué trágico.

Como lo veía Meng Hao, había salvado sus vidas, o por lo menos una vida. Levantando su estandarte, una vez más se paseó alrededor de la meseta, y una vez más se encontró dos cultivadores cerrados en un combate devastador. Dadas las apariencias, incluso si hubiesen tenido medicina curativa, esta ya se había agotado, con los ojos brillantes izó el estandarte junto a los dos.

“Hermanos, su tez parece estar mal, y han recibido algunas heridas graves, pero no teman, tengo píldoras medicinales, una Piedra Espiritual compra una píldora, su recuperación está garantizada.”

“¿Por qué no dicen algo? No me diga que ¿ustedes no confían en mí? hace un momento, otro discípulo compró algunas de mis píldoras, el resultado para su oponente fue la muerte”.

En breve, cada uno de los hombres compró una píldora, una vez más, y otra vez, hasta que se quedaron sin Piedras Espirituales. Después de mucho batallar de forma amarga, terminaron su pelea en un empate, sin nada que mostrar excepto sus bolsas de contención vacías.

Meng Hao negó con la cabeza, cogió la bandera y encontró un nuevo lugar para hacer negocios.

Para la puesta de sol, Meng Hao había estado en todas partes en la zona pública, vendiendo píldoras medicinales. Al final, donde quiera que fuera, la batalla cesaría inmediatamente, y los participantes se irían, con el tiempo, Meng Hao se quedó contemplando la zona pública vacía. Se fue contento, dando palmaditas a su bolsa de contención.

Era tarde en la noche cuando llegó a la cueva de inmortal, se sentó con las piernas cruzadas y con entusiasmo comenzó a hacer un inventario de sus despojos de guerra.

“Una, dos…” su excitación crecía cada vez más y más mientras contaba. “En total tengo cincuenta y tres, ¡soy rico!, este método es mucho más rápido que robarle a las personas, también es mucho más seguro, no hay necesidad de matar.”

“No me quedan muchas píldoras medicinales, así que mañana voy a ir al Taller de Fabricación de Píldoras y compraré un poco más; si quiero que el negocio vaya bien, debería comprar todas las píldoras curativas disponibles en el taller para este mes. Si no tengo suficientes Piedras Espirituales, entonces compraré todo lo que pueda; entre más escasas las píldoras, más fácil va a ser venderlas.”

Meng Hao abrió la bolsa de contención que había tomado del cultivador inconsciente. Dentro había unas cuantas piedras espirituales, dos píldoras de Condensación Espiritual, y una píldora medicinal de color rosa.

Sostuvo la píldora y la examinó. La reconoció como una de las píldoras de Cultivación Cosmética del Taller de Fabricación de píldoras, una píldora costosa. Con un valor aproximado a diez píldoras de Condensación Espiritual, y podría ser considerada como uno de los productos más caros disponibles.

“Esta píldora está diseñada para mantener la apariencia física, sería una pérdida si la uso en mí” pensó que el dueño anterior debía haber estado tratando de congraciarse con alguna discípula. Sin pensar más sobre el tema, puso la píldora en su bolsa de contención.

Mientras estaba mirando hacia abajo con satisfacción a todas las piedras espirituales y las píldoras medicinales, la puerta principal de la cueva de inmortal crujió repentinamente y empezó a abrirse. Sucedió tan rápido que Meng Hao no tuvo tiempo de reunir todos sus despojos.

Una mujer entró, rodeada por un halo de luz de luna. Ella era hermosa, pero fría y sin expresión, llevaba una larga túnica plateada que hacía parecer como si vistiera la luna misma.

Era nada menos que la hermana mayor Xu, de la secta interior.

Al entrar en la cueva de inmortal, la luz de la luna cayó sobre las piedras espirituales y las píldoras medicinales que se encontraba frente a Meng Hao, un destello de asombro de repente se dejó entrever en su comportamiento frío.

“Saludos, hermana mayor Xu,” dijo Meng Hao, poniéndose en pie. Su mano derecha juntó  las piedras espirituales y las píldoras medicinales y se quedó allí, aparentemente avergonzado.

La hermana mayor Xu no dijo nada, se limitó a mirar a Meng Hao, asintió con la cabeza y luego se volvió para salir.

Con mirada de sorpresa, Meng Hao la siguió.

“Hermana mayor Xu, se tomó la molestia de venir hasta aquí, ¿por qué no quedarse un poco?”

“No hay necesidad”, respondió ella con frialdad. “Voy a entrar a meditación aislada a partir de mañana, y sólo quería ver que todo estuviera bien con usted.” Ella lo miró de pies a cabeza, y luego salió de la cueva.

Meng Hao sintió vergüenza, lamentando no haber recogido las piedras espirituales con mayor rapidez, en cuyo caso, habría parecido estar un poco peor, y tal vez la hermana mayor Xu hubiera estado dispuesta a ayudarlo un poco más.

Al mismo tiempo, sintió un poco de calidez en su corazón, la hermana mayor Xu parecía fría e indiferente, pero había venido a verlo, lo que significaba que lo recordaba. Con su corazón acelerado, golpeó la bolsa de contención y produjo la píldora medicinal rosada.

“He estado queriendo darle las gracias a usted, hermana mayor Xu, Ahorré unas cuantas píldoras de Condensación Espiritual para poder cambiarlas por esta píldora de Cultivo cosmético, por favor acéptela. A mis ojos, solo usted es digna de tal píldora, desde el momento en que entré en la secta he tenido un sueño, que usted se mantendrá joven por siempre, y será eternamente bella.” Sin siquiera un pestañeo, con solemnidad y respeto entregó la píldora.

La hermana mayor Xu se detuvo y se volvió para mirarlo, observó en silencio a la píldora en su mano, y luego la aceptó.

“A pesar de que las píldoras de condensación espiritual son comunes en la secta, sólo son eficaces hasta el quinto nivel de condensación de Qi. Nosotros los Cultivadores le damos mucha importancia a nuestra base de cultivo, vivimos en el mundo de la cultivación, un lugar donde la vida y la muerte penden de un hilo. No puede continuar siendo así en el futuro. Puede que usted sea inteligente, pero debe trabajar más en la cultivación” Esta fue la primera vez Meng Hao había oído a la hermana mayor Xu hablar tanto. Mientras hablaba, él asentía con respeto.

“En tanto a la hermana mayor Xu le guste, estoy dispuesto a intercambiar por la píldora”, dijo, bajando la cabeza y parpadeando. Parecía un poco tímido.

“Esta píldora… Voy a aceptarla esta vez, pero la próxima vez no intercambie sus píldoras de esta forma.” guardó la píldora, dudó por un momento, luego sacó un colgante de jade color rosa que entregó a Meng Hao.

“Se trata de un objeto mágico,” dijo. “Usted necesita protegerse.” Y comenzó a descender caminando por la montaña.

“Muchas gracias, hermana mayor Xu,” dijo Meng Hao. “¿Permitiría que la acompañe mientras camina? No la he visto desde hace mucho tiempo, y tengo algunas preguntas acerca del cultivo que espero que puedan aclararme” Él sabía que esta era una oportunidad importante, esta era la única persona en la que podía buscar apoyo, por lo que necesitaba acercarse a ella, si pudiera caminar con ella a través de la secta exterior y ser visto por otros, tal vez menos personas estarían dispuestas a meterse con él en el futuro.

La hermana Xu dudó. Ella era una persona indiferente, y por lo general no decía mucho, nunca había pasado tiempo con miembros de la secta de sexo masculino, y se sentía un poco extraño  el tener a Meng Hao de pie junto a ella. Estaba a punto de negarse, pero después de que terminara de hablar, pensó con timidez en la píldora de cultivo cosmética que le había dado, y asintió en silencio.

La luna brillaba gentilmente sobre los dos mientras caminaban.

En ese momento, en la cima de la montaña del norte, un anciano alto se puso de pie, vestido con una túnica gris. Al mirar hacia abajo, hacia la escena, una mirada de admiración apareció en su rostro.

“Excelente. Este cachorro Meng Hao no está nada mal, realmente captó la interpretación correcta de la secta Apoyo. Él sabe cómo encontrar a alguien en quien apoyarse, y también sabe que si protege su relación con esa persona, entonces siempre va a tener alguien en quien confiar” Este era el mismo anciano que había expresado admiración por Meng Hao en el día de la distribución de la píldora. Cuanto más conocía sobre Meng Hao, más le agradaba.

Anterior     Indice     Siguiente

Anuncios

2 pensamientos en “ISSTH Capítulo 12: Hola hermana mayor Xu

  1. Pingback: ISSTH Capítulo 13: El varonil Cao Yang – Immortal Ryu

  2. Pingback: ISSTH Capítulo 11: Tienda Taller de píldoras – Immortal Ryu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s