ISSTH Capítulo 17: ¡Me apoyaré en mí mismo!

Anterior     Indice     Siguiente

(I Shall Seal The Heavens)

Deberé Sellar los Cielos

Capítulo 17: ¡Me apoyaré en mí mismo!

*(ver notas al final del capítulo)

Meng Hao permaneció ahí rígido, viendo a Wang Tengfei, repentinamente pudo sentir las miradas de todos los discípulos que estaban en la plaza. Los Cultivadores a su lado se alejaron, creando un espacio abierto alrededor de Meng Hao.

Un sentimiento de soledad invadió su corazón, como si el mundo estuviera a punto de desterrarlo; era como si una sola palabra de Wang Tengfei lo hubiera empujado hasta el borde de la existencia.

Nadie dijo una sola palabra, los discípulos de la secta exterior simplemente observaron a Meng Hao, Wang Tengfei era demasiado famoso, sus palabras resonaron en el corazón de todos.

Nadie Estaba sorprendido por lo que estaba pasando; las noticias del evento de ayer se habían esparcido, y muchas personas ya habían adivinado lo que pasaría este día.

Los ancianos de la Secta permanecieron inmóviles sobre la plataforma elevada, mirando fijamente a Meng Hao.

“Las Reglas de la Secta dicen que lo que tomes te pertenece”, dijo Meng Hao, forzando las palabras una a una, sabía que comparado a Wang Tengfei, su voz era irrisoriamente débil y pequeña, y que podía ser atacado, pero aun así él habló.

Sabía que, si sacaba la botella de Jade, se la entregaba a Wang Tengfei, y hacia algunas súplicas, entonces Wang Tengfei no podría rechazar sus disculpas, no en frente de todas esas personas, él podría imponer algún castigo, pero dejaría a Meng Hao con su Base de  Cultivación.

Tal vez si rogaba y se doblegaba*, admitía que había sido su culpa, aceptaba la humillación e incluso se insultaba a sí mismo, entonces estaría completamente fuera de peligro.

Pero Meng Hao nunca haría tal cosa, Llámenlo estúpido y loco, ¡pero nunca lo haría!

Aun cuando sabía que estaba enfrentando una terrible calamidad, nunca rogaría. Él nunca se humillaría a sí mismo, él nunca se arrastraría en el suelo e imploraría, ¡nunca!

Este era su espíritu, su integridad, algunas cosas en el mundo son más importantes que la vida o la muerte, y ese noble, inflexible, irrompible espíritu es la ¡dignidad!

Este era él porque él había hablado primero, una palabra a la vez, aun sabiendo que su oponente era el gigante Wang Tengfei, aun sabiendo que enfrentaba una terrible calamidad, aun sabiendo que el mundo entero estaba en su contra, aun sabiendo que estaba solo, con nadie en quien apoyarse, a pesar de todo esto… el aún tenía su dignidad. Levantó su cabeza y habló.

¡Este, es Meng Hao!

Sus palabras parecieron estimular todas las energía en su cuerpo, ¿muerte? ¿Qué es la muerte? y ¡que si no he vivido para tener ver los 17! puedes humillarme, puedes destrozar mi cultivación, ¡pero nunca podrás hacerme ceder! ¡Tú nunca podrás quebrantar mi espíritu!

Su voz había resonado en medio del silencio, clara e inconfundible, y si embargo llena de cierta soledad. Mientras hablaba, su amargura era clara, pero tal vez solo Meng Hao mismo podía entenderla. Sus manos se cerraron en un puño, nadie más pudo sentirlo, pero junto con las palabras de Wang Tengfei llegó un ataque invisible que intentaba forzar a Meng Hao a colapsar.

Su cuerpo parecía como si se fuera a desintegrar, sus huesos a punto de romperse, sintió una presión masiva intentando forzarlo a arrodillarse, su cuerpo se sacudió, pero el apretó los dientes y permaneció allí, ignorando el dolor en sus huesos.

“Ese tesoro es mío”, dijo Wang Tengfei con una sonrisa amistosa, “pertenece a quien sea que yo se la dé, no te la di a ti, así que no tiene derecho de tomarla” Sus palabras parecían amistosas, pero estaban llenas de amenaza, claras al oído de todos. Sonriendo, camino hacia adelante, levantando su mano y agitando un dedo en la dirección de Meng Hao.

Un viento surgió en la plaza, gritando en círculos, causando que la vestimenta de los discípulos ondulara, Meng Hao permaneció firme, como si el viento en la plaza se hubiera convertido en la muerte misma y lo tuviera inmovilizado, no podía mover ni un músculo, repentinamente, un colgante de jade Rosa voló desde su ropa y  floto en frente de él. Un escudo rosado apareció, cubriendo a Meng Hao, protegiéndolo.

Wang Tengfei parecía tan afable como siempre, sus movimiento parecían completamente casuales, y mientras daba un segundo paso, movió  su dedo una segunda vez.

Un explosión resonó cuando el segundo movimiento de dedo término, el escudo se desfiguro y retorció, contrayéndose tres veces, entonces se rompió con una ensordecedora explosión, el colgante de jade en frente de él, el regalo dado a él por La Hermana Mayor Xu, se rompió en pedazos, sangre se derramó de la boca de Meng Hao, y la presión sobre él se incrementó, el apretó los dientes, inquebrantable. Permaneció ahí, temblando, rehusándose a ceder.

Una rebosante oscuridad llenó sus ojos, mientras apretaba sus puños con más fuerza, sus uñas se clavaron profundo en la carne de sus palmas.

Con su usual sonrisa amistosa, Wang Tengfei tomó un tercer paso hacia adelante, llegando directamente en frente de Meng Hao, ondeó su dedo una tercera vez, y una fuerza parecida a una gigante mano invisible rasgó la ropa de Meng Hao, revelando la botella de jade colgando alrededor de su cuello, la mano invisible tomó la botella, arrebatándosela a Meng Hao y llevándola hasta la palma de Wang Tengfei.

La cara de Meng Hao palideció, y  tosió una bocanada de sangre, su cuerpo tembló, sin embargo no podía moverse, venas de sangre aparecieron en sus ojos, y sus manos estaban apretadas increíblemente fuerte, sintió el dolor de sus uñas cavando profundo en su carne. La sangre comenzó a gotear de entre sus dedos y a caer en el suelo.

“Destroza la Base de tu cultivación, córtate un brazo y una pierna, deja la Secta.” Wang Tengfei continuó sonriendo, su amistosa voz retumbando a través de la plaza, extendió un dedo por una cuarta vez, apuntando hacia el pecho de Meng Hao.

Meng Hao miró ferozmente a Wang Tengfei, todo este tiempo, solo había hablado una vez, nunca abriendo su boca para decir una segunda oración, él no gritó o rugió, en cambio permaneció callado. Más venas de sangre aparecieron en sus ojos y él apretó sus puños incluso más fuerte, por la fuerza que él ejerció, sus uñas se rompieron, fijadas en su carne. La sangre goteando como lluvia.

Todo se tornó silencioso mientras las personas veían, sus rostros llenos de burla, sus mofas parecían separarlo del mundo, empujándolo lejos hasta que él fue puesto afuera de todo.

Y aun así ¡él no se sometería! ¿Qué es un poco de dolor físico?

Justo cuando el dedo de Wang Tengfei estaba a punto de caer de nuevo, un sonido sonó desde la cima de una lejana montaña y un amable poder apareció a lado de Meng Hao, bloqueando el dedo destructor.

Una explosión resonó, Wang Tengfei movió su cuerpo y miró hacia un lado, un hombre anciano estaba parado allí, vistiendo una larga túnica gris, tenía algunas manchas marrones en su cara, y aunque alto y grande, no parecía ser demasiado fuerte, esta era la misma persona que había admirado a Meng Hao en las anteriores dos ocasiones.

“Ya recuperaste tu tesoro”, dijo el anciano. ”Olvida el asunto”. Con el ceño fruncido, él miró a Meng Hao en pie ahí silenciosamente, sangre goteando de sus puños, suspiró, entonces miro de vuelta a Wang Tengfei.

“Ya que quien esta intercediendo es el Gran Anciano Ouyang, este discípulo cederá.”  Wang Tengfei sonrió, con aspecto indiferente. Durante todo el tiempo, solo le habló dos veces a Meng Hao. Rayos del sol brillaron sobre él, iluminando su elegante figura, su largo cabello, su perfecto comportamiento, en lo que él respecta, Meng Hao ni siquiera se equipara a un insecto, en ese momento él ya había sacado a Meng Hao de su mente.

Meng Hao, cubierto de sangre, era como un gran insecto de pie contra un elefante, quién podía aplastarlo con un solo paso.

Para Wang Tengfei, las cosas que acaban de pasar no eran nada, no era como si él sintiera desprecio hacia Meng Hao, a él sencillamente no le importaba ni un poco, con una sonrisa, caminó de vuelta hacia la muchedumbre, conversando indiferentemente, como si nada hubiera pasado, empezó a dar consejos a los discípulos de menor nivel, emanando cordialidad.

Todas las discípulas parecían obsesionadas con él, los otros cultivadores lo veían con el más grande respeto, todos ignoraron a Meng Hao, como si ellos ya se hubieran olvidado de su existencia.

Meng Hao era como una antítesis de Wang Tengfei, cubierto en sangre, sus ropas en pedazos, él tenía una apariencia verdaderamente lamentable.

Meng Hao podría sentir lo que Wang Tengfei pensaba de él, no era desprecio, era indiferencia. Cuando Wang Tengfei se fue, Meng Hao se sintió un poco más relajado, aunque su cuerpo dolía tanto que parecía que podía colapsar. Apretando los dientes, dio un saludo marcial al gran Anciano Ouyang con sus manos juntas.

Sin otra palabra, Meng Hao tosió otra bocanada de sangre, apretó su mandíbula, y lentamente se alejó caminando, sus pies se sentían como si se fueran a desintegrar en cualquier momento. Estaba bañado en sudor y cada paso le causaba un dolor que parecía destrozar su corazón.  Pareciendo un perro apaleado, lentamente desapareció en la distancia.

Mientras se alejaba, el gran anciano Ouyang pareció estar a punto de decir algo, pero decidió no hacerlo y simplemente lo observó alejarse.

Meng Hao retorno a su Cueva de Inmortal, y en el instante que la puerta principal se cerró, colapso en el suelo, inconsciente. Wang Tengfei ya estaba en el tope del Sexto Nivel, no había manera de que Meng Hao se le comparara. Por rehusarse a ceder, obviamente recibió heridas internas.

Meng Hao estuvo en coma por dos días, después de los cuales finalmente abrió sus ojos, su cuerpo abrumado del dolor, era difícil moverse, pero se obligó como pudo a posición de sentado, cuando toco el suelo con sus manos, estas le ardieron dolorosamente, como si la piel hubiese sido arrancada de ellas. Jadeando roncamente, se sentó allí quieto, en el centro de la cueva de Inmortal.

Después de que pasara algún tiempo, miró abajo hacia sus manos, diez uñas sobresalían de la piel de sus palmas, después de dos días en coma, costras se habían formado alrededor de las uñas, pero en el esfuerzo de levantarse las había roto y ahora la sangre brotaba

Meng Hao observó sus manos sin expresión alguna, después de un momento empezó a sacarse las uñas rotas clavadas en su piel, una a una, la sangre fluía de sus maltratadas palmas, goteando en el piso y llenando la cueva con el olor a gore.

A través de todo el proceso, la expresión fácil de Meng Hao no cambió, era como si las manos no le pertenecieran a él, había una cierta crueldad dentro de él que ahora era claramente visible.

Miró hacia abajo a sus uñas rotas, después de un momento las recogió y las puso junto a la cama de piedra en el cuarto, planeaba verlas todos los días como un recordatorio de la humillación que tuvo que soportar

¡Llegaría un día en esa humillación sería pagada al doble!

No había hablado por un largo tiempo, pero ahora abrió su boca: “En lo que a mí respecta, deberé apoyarme en mi mismo”. La voz ronca, casi no sonaba como la de él.

 

Traducción: RogerA

Edicion: Ryumugen

Anterior     Indice     Siguiente



Si todavía encuentra errores gramaticales o tiene alguna sugerencia, esperamos sinceramente que se tome el tiempo en señalarlos, con el fin de arreglarlos tan pronto como sea posible, y así brindar una mejor experiencia de lectura. Contácto



Mundoxianxia 2016

Anuncios

4 pensamientos en “ISSTH Capítulo 17: ¡Me apoyaré en mí mismo!

  1. Pingback: ISSTH Capítulo 16: ¡Ven acá! | Mundo Xianxia

  2. Pingback: ISSTH Capítulo 18: El Gordito de la Secta Exterior | Mundo Xianxia

  3. Pingback: ISSTH Capítulo 18: El Gordito de la Secta Exterior – Immortal Ryu

  4. Pingback: ISSTH Capítulo 16: ¡Ven acá! – Immortal Ryu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s