ISSTH Capítulo 18: El Gordito de la Secta Exterior

Anterior     Indice     Siguiente

(I Shall Seal The Heavens)

Deberé Sellar los Cielos

 

Capítulo 18: El gordito* de la secta Exterior

*(ver notas al final del capítulo)

El tiempo pasó volando, Meng Hao no dio siquiera medio paso fuera de la cueva de inmortal. No quería salir y no quería ver a nadie, Nunca pudría olvidar cómo Wang Tengfei había puesto al mundo entero en su contra, se sentó con las piernas cruzadas, mirando las uñas de las manos incrustadas, con sangre seca. Su previa expresión ausente se transformó en ira, luego en sombría. Finalmente, un día, la puerta principal de la caverna de inmortal se abrió, y la luz de luna se vertió adentro.

La hermana mayor Xu se quedó en la puerta, envuelta en luz de luna, la cual oscurecía sus rasgos.

Meng Hao no dijo nada, y tampoco lo hizo ella, pasó el tiempo. Finalmente ella dijo, “Solo hasta ayer terminé mi meditación aislada.”

Meng Hao se paró, saludándola con las manos juntas.

[NT. este “saludar con manos juntas” lo estoy traduciendo en algunas ocaciones como “saludo marcial”, pueden ver la entrada (glosario),  lo seguiré recordando algúnos capitulos mas y luego dejare de hacerlo]

reverencia-marcial-clasp-hands

saludo marcial

“Wang Tengfei tiene un trasfondo importante”, continuó suavemente. “No es del Estado de Zhao, y su base de cultivo se encuentra en el sexto nivel de condensación de Qi. Los ancianos de la secta ya le han seleccionado para ser promovido a la secta interior. Usted … usted no debe provocarle”.

“El hermano junior entiende”, dijo Meng Hao con una sonrisa, su expresión parecía haber vuelto a su estado habitual, como si hubiera abandonado cualquier descontento acerca de lo que había sucedido, aunque, en el fondo de sus ojos, existía algo que nunca antes había aparecido en sus dieciséis años de vida.

Era una luz fría que mantenía enterrada tan profundamente que sólo él podía sentirla, los demás no tenían idea.

“Sin embargo”, dijo la hermana mayor Xu, “si le causa más problemas a usted, todo lo que tiene que hacer es romper esta pieza, y yo lo sentiré, incluso si estoy meditando en reclusión.” Pasó un momento, y luego agitó la mano, una pieza de jade de color púrpura apareció junto a él.

“De las cuatro personas que traje a la montaña ese día, usted es el primero en ser promovido a la secta exterior, el compañero con quien que trabajó en los cuarteles de los sirvientes del norte, será promovido hoy. Mañana al amanecer, llegará a la secta exterior para registrarse” con eso, se dio la vuelta para marcharse.

“Muchas gracias, hermana mayor, tengo una pregunta que me gustaría hacer” dijo. “Esperaba que la hermana mayor pudiera responderla. Mi base de cultivo se encuentra en el cuarto nivel de Condensación de Qi, teniendo en cuenta mi talento latente, ¿cuánto tiempo crees que tardará en alcanzar el séptimo nivel? “

“Para alcanzar el cuarto nivel de Condensación de Qi en menos de un año parece indicar que ha tenido algo de buena fortuna en su cultivación, no es necesario que explique los detalles, y no voy a preguntar, sin tal fortuna, podría tomarle diez años al más rápido, a una velocidad más lenta, podría tomar la mitad de un ciclo de sesenta años. El cuarto, sexto y octavo nivele son todos cuellos de botella, especialmente el sexto. Sin un poco de suerte, es difícil de romper atravesar al séptimo nivel”

“¿Es así que para todo el mundo?”

“Para todo el mundo.” Entonces ella se fue. Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas, una mirada penetrante brillando en sus ojos.

Una hora más tarde, se levantó y salió de la cueva de inmortal por primera vez en varios días. Las estaciones estaban cambiando de nuevo, y parecía que el otoño llegaría en pocos días, las hojas estaban empezando a cambiar de color y el viento corría a través de las montañas y valles.

Debajo de la luna brillante, Meng Hao hizo caminó a lo largo de un pequeño sendero en las montañas salvajes, todo estaba tranquilo, y lo único que se oía era el susurro suave de las hojas que caían mientras Meng Hao seguía su camino hacia el norte de montaña.

Quería ir a ver al gordito. En toda la secta, era su único amigo.

Los cuarteles de los sirvientes del norte estaban en silencio a esas altas horas de la noche. Mientras se acercaba, escuchó los sonidos de los ronquidos que llenaban el aire, un tipo especial de ronquido al que se había acostumbrado en sus cuatro meses como un sirviente.

El joven con cara de caballo que dirigía los cuarteles de los sirvientes del norte estaba sentado con las piernas cruzadas sobre la gran roca. De repente abrió los ojos y miró a Meng Hao, sorprendido por un momento, luego se puso de pie y dio un saludo marcial a Meng Hao

“Saludos, hermano mayor Meng.” Los rumores sobre Meng Hao habían abundado recientemente, y por supuesto el joven con cara de caballo los había oído.

“No hay necesidad de la formalidad, hermano mayor”, dijo Meng Hao. “Estoy aquí para ver a un viejo amigo.” Echando un vistazo a la base de cultivo del joven, Meng Hao podía ver que estaba en el tercer nivel de Condensación de Qi, parecía como si hubiera estado varado allí durante varios años.

El hermano cara de caballo asintió, después de que Meng Hao hubo entrado en los cuartos de los sirvientes se sentó nuevamente con las piernas cruzadas, una extraña expresión en su rostro. Con un silencioso suspiro, cerró los ojos de nuevo.

Meng Hao entró en el patio y encontró la séptima casa del este, mientras se acercaba, los sonidos de los ronquidos del gordito llenaban el aire, tan pronto como entró, una extraña expresión llenó su rostro, y la sensación de ansiedad que había llenado su corazón recientemente comenzó a disiparse.

El gordito yacía de espaldas, roncando, la otra cama en la habitación había sido alejada de la pared, formando un pequeño espacio.

Allí, en la brecha, profundamente dormido, estaba el hombre grande que se llama a sí mismo el abuelo del tigre. A pesar de que estaba dormido, su rostro parecía desencajado por el miedo, como si hubiera encontrado algo aterrador en sus sueños.

Su cama de madera estaba cubierta con una multitud de marcas de mordeduras, en algunos lugares, estaba totalmente masticada, tanto es así que parecía que podría desmoronarse. La mesa de madera había desaparecido, y Meng Hao imaginó que debía haber sido comida por completo, incluso las paredes tenían marcas de mordeduras en ellas. En agudo contraste, la cama de el gordito permanecía sin mordeduras.

El hombre grande en la esquina se estremeció, luego dejó escapar un grito miserable, era evidente que estaba en medio de una pesadilla. Teniendo en cuenta su aspecto demacrado, y los círculos oscuros bajo sus ojos, parecía que no había dormido muy bien últimamente. Meng Hao sólo podía imaginar las desgraciadas circunstancias que le habían atormentado hasta este estado.

Parecía que su grito había despertado al gordito, que se sentó con apariencia de fastidio, entonces vio Meng Hao, de repente se puso muy contento.

“¡Pollo salvaje! ¿Trajiste algún pollo salvaje? “

Meng Hao lo miró, incapaz de contener su sonrisa.

Estaba tan redondo como siempre, al parecer, no había perdido ni un poco de peso, de hecho, se veía un poco más gordo. Sus dientes también se habían hecho más largos, aproximadamente una mitad, cuando hablaba, brillaban intensamente.

[NT. Una mitad más largos de lo que ya eran]

“He oído que alcanzó el primer nivel de condensación de Qi”, dijo con una sonrisa, “así que vine a verte, tenía tanta prisa que no tuve tiempo de agarrar un pollo” Se sentó en la cama junto al gordito, examinándole los dientes.

El gordito, orgulloso de su base de cultivo, comenzó a hablar, Meng Hao no dijo mucho, en su lugar escuchó la charla locuaz del gordito. Pronto, la luna comenzó a caer y el sol comenzó a elevarse, las heridas en el corazón de Meng Hao también comenzaron a disiparse, dejando sólo cicatrices, las uñas en la cueva de inmortal y la fría mirada en sus ojos se fusionaron juntos dentro de Meng Hao para crear un aspecto más maduro.

Al amanecer, Meng Hao salió con el gordito, el abuelo del tigre los vio irse, las lágrimas corrían por su rostro, sus lágrimas conmovieron al gordito, y antes de que pudieran dejar la villa, corrió de regreso, le dio un abrazo, y luego le dijo algo, lo que sea que dijera causó que la cara del hombre grande palideciera y su cuerpo temblara.

“¿Qué le has dicho?”, Preguntó Meng Hao, cuando estaban a punto de llegar a la secta exterior.

“Él es una buena persona, después de que dejaras los cuarteles de los sirvientes, se convirtió en mi amigo, estaba tan mal por mi partida que simplemente no pode soportarlo” Una expresión de dolor apareció en su rostro. “Le dije que sin duda volvería a menudo a visitarlo, él parece fuerte”, continuó el gordito emocionalmente, “Pero en realidad es un poco cobarde, siempre tiene pesadillas cuando duerme, pobre tipo.”

Meng Hao no dijo nada, ni le preguntó nada más sobre el hombre, mientras los dos caminaban a través de la secta exterior, la gente miraba Meng Hao, sus expresiones extrañas, como si lo estuvieran midiendo.

“¿Eh? Parece que realmente ha agitado las cosas en la secta exterior, Meng Hao”, dijo con entusiasmo el gordito. “Todo el mundo lo está mirando” En su mente, pensó que pocas personas estarían dispuestas a intimidarlo ya que tenía Meng Hao a su espalda.

Meng Hao sonrió, pero no explicó, cuando casi estaban en el Pabellón del tesoro, Meng Hao dejó de caminar. Observó al gordito acercarse al edificio.

En la cantidad de tiempo necesario para que la mitad de una vara de incienso se queme, El gordito volvió entusiasmado, en la mano llevaba una espada corta, cubierta con una capa de escamas similares a las de pescado. No era para nada afilada, si no, áspera.

“¿Ve el tesoro que tengo, Meng Hao?, es realmente un gran tesoro” Agitó la espada en el aire, y Meng Hao estaba a punto de preguntar que posible uso podría darle, cuando el gordito abrió la boca y empezó a afilar sus dientes con ella. Un sonido chirriante podía ser oído, y Meng Hao no estaba seguro de si debía reír o llorar.

“¡Es muy buena!” Dijo el gordito, sonando más y más entusiasmado. “Mis dientes siguen haciéndose cada vez más largos, y estoy constantemente buscando cosas para limarlos, pero lo que encuentro siempre se rompe en unos pocos días, ¡puedo utilizar este tesoro para limarlos por siempre!”

Meng Hao le mostró al gordito la secta exterior, incluso se ofreció a dejar que se quedara con él en la cueva de inmortal, pero el gordito se negó, había estado viviendo con un compañero durante demasiado tiempo, y había estado deseando tener su propio lugar en la secta exterior, no importa lo que Meng Hao dijera, se negó. Cuando llegaron a su casa, se veía completamente contento.

Meng Hao no lo presionó, cuando la noche era profunda, regresó a la cueva de inmortal y se sentó con las piernas cruzadas.

El tiempo voló, y pronto tres meses había pasado. Dos meses antes, Meng Hao había vuelto a abrir su tienda en la zona pública de bajo nivel, tal vez debido a lo que había sucedido con Wang Tengfei, nadie le causó ningún problema, y pronto, su negocio despegó de nuevo.

Pronto, agregó objetos mágicos a sus ofertas, y el negocio creció aún más, pero ahora, había más de una persona en la empresa. A su lado estaba un adolescente gordo que constantemente limaba sus dientes con una espada voladora, tenía un buen sentido para los negocios, y constantemente promocionaba productos en la zona pública, al poco tiempo, era la principal fuerza del negocio, con la cooperación de Meng Hao, quien no podía entrar el mismo, tenían una gran ganancia limpia.

Un día, cuando el invierno había caído y los copos de nieve llenaban el aire, Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en el borde de la meseta, meditando. De repente, el gordito dejó escapar un grito y agarró a una persona, arrastrándolo hacia Meng Hao.

“¡Meng Hao, Meng Hao, mira quién es!”

Anterior     Indice     Siguiente

 




Si todavía encuentra errores gramaticales o tiene alguna sugerencia, esperamos sinceramente que se tome el tiempo en señalarlos, con el fin de arreglarlos tan pronto como sea posible, y así brindar una mejor experiencia de lectura. Contácto



Notas al final de capítulo 18.     (Glosario)

  • El Gordito

Anteriormente había traducido “Fatty” como “gordinflón”, pero luego de pensarlo mucho, mucho mejor, he decidido utilizar el termino diminutivo “gordito”, que va mucho más acorde con el original, que es un apodo de cariño y no un término despectivo. Tambien pensé en mantener “Fatty” pero en vista que no es su nombre, descarté la idea.

Inicio     Más novelas     Lo ultimo



Ryutranslate 2016

Anuncios

3 pensamientos en “ISSTH Capítulo 18: El Gordito de la Secta Exterior

  1. Pingback: ISSTH Capítulo 17: ¡Me apoyaré en mí mismo! | Mundo Xianxia

  2. Pingback: ISSTH Capítulo 19: El Viento Se Agita Otra Vez – Immortal Ryu

  3. Pingback: ISSTH Capítulo 17: ¡Me apoyaré en mí mismo! – Immortal Ryu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s