LOOG. Lib 1 Cap 2: Cinco Spades

loog-cover

Portada LOOG

Anterior     Indice     Siguiente

(Legends of Ogre Gate)

Leyendas de la Puerta del Ogro

Capítulo 2: Cinco Spades*

(N.T. “Spades” puede traducirse como “espadas” o “picas” sin embargo en este contexto se usa como el nombre la moneda utilizada en esta historia, razón por la cual la utilizaré sin traducir)

Traductor: Ryumugen

*(Ver notas al final del capítulo)

 Sunan no estaba acostumbrado a las ciudades, pero debido a su situación actual, no le prestaba mucha atención a su entorno; después de la larga caminata desde las montañas, lo único que podía pensar era cuan hambriento estaba.

 

Después de meses de vivir de la tierra, tan pronto como el olor fragante de bollos dulces* y la comida frita entró en su nariz, su estómago comenzó a rugirle. Vio un plato que parecía estar hecho de largas tiras de pan muy fino, todas apiladas juntas, y que parecía delicioso. Por desgracia, no tenía ni una sola Spade a su nombre, lo que significaba que si quería comer de inmediato, tendría que robar … o mendigar.

(N.T. bollos dulces = Mantou. Visite el glosario para más información)

Parpadeó contemplando los lugares y sonidos mientras paseaba por las concurridas calles. De sus observaciones, pronto se dio cuenta que los mendigos en la ciudad estaban organizados; esto lo aprendió de la manera más difícil, por supuesto: En un momento, decidió descansar en cuclillas en una esquina de la calle, sólo para ser abordado por un mendigo enojado que le dijo: “¡Piérdete, este es mi lugar de la calle!”

Al principio se sintió confundido en cuanto al por qué era confundido con un mendigo, hasta que recordó que todo este tiempo había estado usando el mismo conjunto de ropa que en las montañas.

Mientras más tiempo Sunan caminaba de un lado a otro, más gruñía su estómago. Empezó a echar un vistazo a los puestos de comida con el rabillo del ojo e incluso empezó a mirar los abultados monederos atados a los cinturones de comerciantes y aristócratas que pasaban caminando.

Al final, él era el tipo de persona que no podía soportar rebajarse al nivel de un criminal.

Preferiría ser un perro que un ladrón.

Y así fue como terminó de agachado en un callejón, revisando un montón de basura. Encontró unos bollos medio comidos, una botella de calabaza* con un poco de vino amarillo en el fondo, y algunos otros artículos varios.

(N.T. “Botella de calabaza” = “”bottle gourd” = “calabacín de agua” mas info Aquí. De ahora en adelante simplemente “Botella”)

Después de saciar su hambre, cruzó las piernas y meditó un poco para calmarse, luego abandonó el callejón y comenzó a explorar sus alrededores.

Esta ciudad tenía una larga historia, la cual Sunan recordaba haber leído alguna vez. En el antiguo dialecto Fei Clásico, el nombre de la ciudad significa “Camino de Espadas”, y habían numerosas leyendas e historias sobre el por qué se llama así; Al igual que la mayoría de las ciudades antiguas, estaba bien organizada y había sido bien planeada, era robusta y construida para soportar los estragos de la guerra.

Una ciudad tan poderosa como esta, y tan al norte, estaba demasiado lejos de la esfera de influencia del Emperador Demonio como para estar bajo su control. Sin embargo, sus soldados, los cuales según se entero Sunan, se llamaban “los Leones de la Paz”, se podían ver de forma ocasional en las calles.

Sunan encontró algunos lugares como restaurantes o posadas que estaban contratando personal, sin embargo, después de hacer sólo dos preguntas, se dio cuenta de que estos establecimientos requerían que todos los nuevos empleados presentaran un documento con el sello oficial que certificara su residencia legal en la ciudad.

Su corazón comenzó a hacerse pesado, un empleo honrado parecía imposible de adquirir, dejándolo con pocas opciones; podía recurrir al crimen, o podía intentar unirse a cualquiera que fuera el gremio o secta al que pertenecían los los mendigos.

Acababa de decidir buscar una manera de unirse a los mendigos cuando, de repente, notó que al otro lado de la concurrida plaza donde se encontraba parado, había un pequeño local con un estandarte colgado al lado que decía: “Servicios Varios del Erudito Sun Mai”

Sentado detrás de una tosca mesa de madera había un joven vestido de erudito, con el ceño fruncido leyendo un pergamino de bambú. Su bata estaba desaliñada al igual que su cabello y tenía el rostro manchado de tinta; sobre la mesa, delante de él, había varios instrumentos de estudio, como hojas de papel, pinceles, tinta y cosas por el estilo. Apoyada en un costado de la mesa había un Guqin, un tipo de cítara de siete cuerdas el cual era el instrumento característico de un verdadero erudito.

(N.T. informacion sobre guqin Aqui)

Después de ver al joven sentado allí, una idea floreció en la mente de Sunan. Los ojos brillaron con astucia, atravesó la plaza hasta que se encontró frente a la mesa.

“Saludos, erudito”, dijo, juntando las manos en un saludo respetuoso.

(N.T. Sobre los saludos “Reverencia marcial” en la sección Glosario)

“Mm-hmmm”, fue la respuesta del joven erudito, quien miró atentamente el rollo de bambú por un momento antes de insertar su pulgar en la boca y comenzó a masticar lentamente.

Sunan se aclaró la garganta. “Necesito ciertos servicios. ¿Quizá servicios varios?”

“Los servicios diversos de Sun Mai” respondió el joven erudito.

Sunan frunció el ceño. “¿Es usted Sun Mai?”

“Yo soy Sun Mai, Sun Mai yo soy” El joven erudito levantó la vista del rollo de bambú.

“Perfecto.” Dijo.

“¿Disculpe?”

“¿Sabes lo que significa perfecto?, Perfecto.”

Sunan estaba un poco desconcertado. “Umm… yo creo que sí”

“Tú lo crees …”.

Sunan comenzó a retroceder lentamente, tal vez esta no era la mejor idea después de todo. “Lo siento, lo confundí con alguien más”, dijo, “es hora de partir y…”

Sun Mai golpeó la mesa con la palma de su mano “Perfecto e imperfecto. Son sólo estados mentales, opiniones, impresiones; ¡creencias! Tú lo crees, y por como resultado lo sabes” Un profundo brillo apareció en sus ojos, y de repente miró a Sunan a los ojos. “Usted, señor, es potencialmente un genio. ¿Sabía usted eso? ¡Genio! ¿Cómo podría haber pasado esto por alto?”

De repente sacó una hoja de papel y un pincel pequeño y comenzó a escribir furiosamente un flujo constante de caracteres, mientras murmuraba de forma incoherente “Perfecto… imperfecto… las creencias son sólo sistemas… el cielo… la luna y el sol… Dehua… interesante, interesante, interesante … ¡SÍ!” Se puso en pie de un salto y sostuvo el papel con una sonrisa triunfante.

“¡Esto es! ¡El comienzo de mi escritura clásica!” Miró de nuevo a Sunan. “Por supuesto, no será clásica hasta mucho más tarde, por lo que comenzará como una escritura ordinaria, pero un día, amigo mío, un día… será un clásico. ¡Un clásico te lo digo!” De repente parpadeó “¿Quién eres tú?”

Sunan lo miró sorprendido por un momento antes de recuperar sus sentidos. “Fan Sunan, pero … solo llámame Sunan.”

“¿Sunan? Soy Sun Mai” El joven erudito junto sus manos y se inclinó en un saludo marcial “Estoy en deuda con usted por este poco de iluminación, ¿cómo puedo pagarle? ¿Necesitas un poema escrito para un amante? ¿Música para una fiesta? ¿Una pintura, quizá?”

Sunan se sintió un poco atrapado, solo quería girar sobre sus talones y caminar hacia la multitud, sin embargo no logró obligarse a ser tan descortés.

“Necesito escribir algo”, dijo finalmente. “Algo parecido a … una prueba de residencia de esta la ciudad, ¿No tendrás por casualidad sellos oficiales a la mano …?”

Sun Mai ladeó la cabeza por un momento, después de lo cual se rió, y su ceja izquierda se alzó. “Ahhhh, una carta de recomendación, asi que usted necesita ESE tipo de escritura, Je je je, por supuesto que algo puedo hacer” Se sentó de nuevo y luego comenzó a buscar entre sus pinceles “Sabes, no hace mucho tiempo, bajo la dinastía Hen-Shi, nunca habría hecho algo así, algo tan… inapropiado; pero los tiempos son difíciles, así que en esta vez, seré algo flexible con mi propia guía moral para ayudar a un alma igualmente indigente como yo. Oh, el costo será un total de cinco spades”

Sunan se aclaró la garganta de nuevo y estaba a punto de lanzar una propuesta, cuando de repente, se dio cuenta de que no estaba solo en el puesto de Sun Mai.

(N.T. El puesto al que aquí se refiere es al tipo de puestos ambulantes de ventas, normalmente una mesa de madera y algún tipo de cartel o aviso)

Un hombre alto y musculoso estaba de pie junto a él a su izquierda, y a la derecha había otros dos hombres más, de menor estatura. Aunque Sunan había crecido en un pueblo, era obvio para él que estos hombres eran rufianes, por la forma en que se comportaban, por las expresiones en sus rostros, instantáneamente supo que eran personas a las que no podía permitirse ofender.

“Sun Mai, Sun Mai”, dijo el hombre alto, “por favor, dime que me tienes buenas noticias”

Sun Mai alzó la vista y cuando vio al hombre alto que estaba junto a Sunan, su rostro se puso un poco pálido.

“Ti-ti-tigre verde Zheng,” tartamudeó “¡Mucho tiempo sin verte! ¿Cómo puedo ayudarte?”

“¿Mucho tiempo sin verme?”, Respondió Tigre Verde Zheng. “¡Estuve aquí ayer por la tarde! Y mi paciencia se está acabando. ¿Dónde está mi dinero?”

“¿Dinero?”, Respondió Sun Mai. “¡Er, dinero, oh… cierto… dinero! Dinero” de repente, su rostro se iluminó. “Bueno, de hecho, tengo algo de dinero. ¡Qué opinas de un pago del diez por ciento, justo aquí y ahora!”

Los ojos de Tigre verde Zheng se entrecerraron. “¿diez por ciento? ¡Eso son sólo cinco Spades!”

Sun Mai levantó la cabeza y una expresión solemne apareció en su rostro. “Señor, supongo que usted no está muy familiarizado con Dehua, pero permítanme señalar que Kong Zhi dijo: Esfuérzate por ser pobre pero alegre, rico pero civilizado

Tigre Verde Zheng miró fijamente a Sun Mai por un momento. “Por lo que a mí respecta, puedes tomar ese pincel y metérselo a Kong Zhi por el cu…”

“Hey-HEY!”, Interrumpió Sun Mai, agitando sus manos en el aire “Por favor, señor, muestre al menos ALGO de respeto por los antiguos sabios, tengo cinco spades que puedo darte hoy, ¿no esto mejor que nada? Y te prometo que… que te daré la misma cantidad cada dos días hasta que el total de la deuda sea pagada! “

“¿Por qué debería creerte? ¡No has pagado una sola Spade en los últimos dos meses!”

Sun Mai se aclaró la garganta. “Tengo un nuevo patrón rico”, explicó. “Estoy ansioso por devolver tus cincuenta Spades”

La mano de Tigre Verde Zheng se cerró alrededor del mango de la maza de madera que tenía atada a su cinturón. “Muy bien, cinco Spades ahora, cinco más en dos días, y lo mismo hasta que tu deuda esté saldada” luego extendió su mano y agregó “Ahora dame esas Spades”

Sun Mai asintió de forma solemne, luego señaló a Sunan y dijo: “El los tiene.”

Los ojos de Sunan se abrieron de par en par “¿Yo?” exclamó.

“Por supuesto” dijo Sun Mai. “¿No acabas de contratar mis servicios de caligrafía?

“¡Yo no tengo dinero!” respondió Sunan “Estaba a punto de decirte eso cuándo…” Antes de que pudiera terminar su frase, Sunan vio un destello de movimiento con el rabillo del ojo.

El hombre alto y corpulento se acercaba hacia él, claramente decidido a agarrarlo por el hombro. Por alguna razón, Sunan se encontró con que sus manos, pies y cintura asumieron el mismo movimiento que su “Maestro”, el soldado, le había enseñado. Giró hacia un lado, se inclino de la forma correcta y luego dio un empujón.

Antes de que supiera lo que estaba sucediendo, el hombre fornido y alto volaba por el aire, se estrelló contra la mesa de Sun Mai, aplastando todo y enviando papel, tinta, pinceles y otras herramientas del erudito volando por el aire.

“¡Mi mesa!” Exclamó Sun Mai con un grito ahogado.

El hombre fornido hombre gimió, y sus dos compañeros se quedaron mirando pasmados por un momento, sin embargo, no tomó sino un momento para que los dos sacaran sus mazas de madera de sus cinturones. No se pronunciaron palabras, pero estaba claro lo que estaba sucediendo.

Los ojos de Sun Mai se abrieron de par en par y Sunan se quedó allí boquiabierto. A pesar de la inteligencia de Sunan, en realidad no era tenía malicia callejera, a diferencia de Sun Mai.

“¡Corre!” exclamó, recogiendo su cítara, algunos papeles dispersos y unos cuantos pinceles, luego saltó sobre el hombre que gemía enterrado bajo los escombros de la mesa.

Sunan estaba demasiado atónito para reaccionar; antes de que pudiera empezar a correr, uno de los otros rufianes le lanzó un golpe con la maza de madera. Actuando por simple instinto, Sunan inclinó la cabeza hacia atrás para evitar el golpe, luego logró alcanzar y agarrar la muñeca del hombre. Luego se inclinó hacia atrás rápidamente, simultáneamente dando una patada en la rodilla del hombre, otro movimiento que recordó haber aprendido del soldado.

El rufián se derrumbó de inmediato en la calle polvorienta.

A estas alturas, Sunan había recuperado sus sentidos. No esperando que el tercer hombre hiciera un movimiento, dio la vuelta y comenzó a correr tan rápido como pudo en la otra dirección.

A la distancia, Sun Mai escapaba girando en la esquina de un callejón, balanceando a duras penas, durante todo la huida, la cítara y utensilios de escribir entre sus brazos. Momentos después Sunan siguió su ejemplo, corriendo por el mismo callejón, una vez giró en la esquina alcanzó a ver como Sun Mai se escabullía por una puerta oscura.

Durante el siguiente cuarto de hora, Sunan siguió a Sun Mai mientras este entraba y salía de edificios, callejones, plazas, establos, una biblioteca, e incluso un burdel, antes de finalmente detenerse detrás de un templo dedicado al Juez Supremo Yu. Allí se dejó caer debajo de un ciprés, bajó su cítara y demás posesiones en el suelo junto a él, y luego sacó un trapo de su manga, el cual usó para secar el sudor de su rostro.

“Eso… estuvo… muy… cerca…” dijo, respirando pesadamente todo el tiempo.

Sunan apoyó las manos en sus rodillas y tragó en grandes bocanadas de aire fresco. De repente, se dio cuenta de que estaba muriendo de hambre otra vez, estaba a punto de maldecir a Sun Mai, pero por alguna razón, sentía que no serviría de nada. Después de recuperar el aliento, se dejó caer con las piernas cruzadas y dijo: “Esto no es como yo imaginaba mi primer día en la ciudad.”

Sun Mai suspiró profundamente. “Reciba mis disculpas, sin embargo, si fuera usted, intentaría evitar estafar a otros en el futuro”.

Los ojos de Sunan se abrieron de par en par. “¿Que acabas de decir?”

Sun Mai extendió las manos de forma conciliadora “Sunan, escúchame, el pasado es el pasado: Puede ser tan cambiado como la paloma puede restaurar el huevo de el cual ha nacido” paró de hablar e inclinó su cabeza hacia un lado. “¡Oye, eso tiene mucho sentido! Tal vez debería escribirlo para incluirlo en mi escritura clásica” Miró de nuevo a Sunan y continuó “De todos modos, el punto es, no podemos cambiar el pasado, ¿verdad? Entonces, ¿para qué preocuparse por ello? Lo más importante es que… descubrí algo muy importante: Sé cómo hacer algo de dinero, Sunan, mucho dinero. ¡Tú y yo vamos a ser ricos!”

Anterior     Indice     Siguiente



Si todavía encuentra errores gramaticales, esperamos sinceramente que se tome el tiempo en señalarlos, para arreglarlos tan pronto como sea posible, y así brindar una mejor experiencia de lectura. Contácto



Notas al final de capítulo 2.     (Glosario)

Nota 1. De forma provisional seguiré usando Spades como nombre la moneda usada, en el universo de la novela.

Nota 2. Algunos conceptos como “bottle gourd” “saludos marciales/manos juntas/reverencia marcial etc” ya han sido explicados en otras novelas (publicadas en esta misma pagina) por lo que si no esta familiarizado con estos términos esperamos que se tome el tiempo y le de una ojeada a la sección del Glosario y a la R&L (referencias y leyendas)

Inicio     Más novelas     Lo ultimo


 Mundo Xianxia 2017

Anuncios

3 pensamientos en “LOOG. Lib 1 Cap 2: Cinco Spades

  1. Pingback: LOOG. Lib 1 Cap 1: Un Golpe | Mundo Xianxia

  2. Pingback: LOOG. Lib 1 Cap 3: Bancas | Mundo Xianxia

  3. Pingback: LOOG. Lib 1 Cap 1: Un Pincel | Mundo Xianxia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s