LOOG. Lib 1 Capítulo 5: Huesos rotos

loog-cover

Portada LOOG

Anterior     Indice     Siguiente

(Legends of Ogre Gate)

Leyendas de la Puerta del Ogro

Capítulo 5: Huesos rotos

Traductor: Ryumugen

*(Ver notas al final del capítulo)

De repente, a Sunan, la sangre se le subió a la cabeza, casi podía sentir las venas reventarse en sus ojos, lo cual le causó una mirada asesina teñida en sangre.

Con anterioridad él había leído sobre algo llamado “aura asesina” o “intención asesina”, pero nunca lo había experimentado. La vida de la aldea siempre había sido idílica, agradable y calmada. Incluso las veces que se había metido en “peleas” con otros jóvenes, en realidad solo había sido un poco más que luchas animadas.

 

Sin embargo, en el momento en que Wang Li mencionó a su madre, Sunan comprendió de repente lo que era la “intención asesina”. Su corazón comenzó a palpitar tan fuerte que parecía que se saldría de su pecho, en sus oídos resonaba un trueno mudo, sus mejillas estaban calientes, sus ojos ardían y sus manos están tan apretadas en un puño, que sentía que la sangre brotaba alrededor de sus uñas.

Las imágenes de su madre y sus hermanas pasaron por su mente, y no eran las imágenes felices de su infancia y eso que el no había sido el tipo de chico que discutía con sus hermanas, ni el tipo de hijo que acosara a su madre.

Trágicamente, las imágenes que brotaron en su mente fueron las de sus cuerpos destruidos y manchados de sangre, tiradas en el piso doblegadas, con sus cuerpos rotos y quemándose junto a los restos de su aldea.

Nunca antes había experimentado rabia como ésta, y la forma en que ardía dentro de él, parecía darle acceso a un poder del que no había sido consciente antes, este no era el poder de Qi, ni alguna otra habilidad mágica. Era algo que existía en todas las personas, el combustible de la rabia, el cual podía arder descontroladamente.

A partir de ese momento, Sunan no pudo pensar en otra cosa que no fuera matar a la persona que tenía frente a él, del cual incluso olvidó el nombre, se olvidó de “Iron Awl” Hu, Incluso olvidó quién era él mismo.

Sin pensar en nada más, hizo circular su Qi y luego, además, convocó al Qi que había que acumulado en su cuerpo durante el tiempo en las Montañas “Huang”, esta vez el Qi no lo dirigió solo a su puño, también lo dirigió a sus ojos y a sus pies.

Por algún motivo, el impulso asesino que lo dominaba, obligo a que su mente se concentrara, de forma que podía decirse que en cierta forma había perdido el control, pero en cierta forma tenía más control sobre sí, que nunca antes. Sus análisis de las peleas anteriores se fusionaron inconscientemente, y movió su pie izquierdo hacia delante de forma ligera cambiando su pie de apoyo mientras movía los hombros

Tomando como referencia el intercambio del primer asalto, estaba muy seguro de que podía predecir la velocidad, dirección y ángulo desde el cual que Wang Li lo atacaría, y así fue.

El Qi en sus pies le permitió dar tres pasos hacia la izquierda, más rápido que si los hubiese dado corriendo, el Qi en sus ojos hizo que todo pareciera pasar en cámara lenta, podía ver el ángulo y el impulso de los golpes de Wang Li, era tan fácil ver como se movería, como lo sería ver un chorro de miel caer de una cuchara.

En este momento, calculó con cuidado su movimiento, tanto que incluso antes de que el golpe de Wang Li pasara al lado de su rostro, el puño cerrado de Sunan comenzó a moverse, cargando en ese puño, cada onza* de Qi que pudo, lo cargó en los dedos, y especialmente en los nudillos, haciendo uso de su brazo, sus músculos, sus huesos y su carne, cargándolos a todos de un poder que los protegería, y les daría un poder como de hierro…Y velocidad.

Cuando sus nudillos hicieron contacto con un lado de la cara de Wang Li, se pudo escuchar un sonido de huesos rompiéndose.

Un nudillo golpeó un pómulo, otro golpeó la sien, sin embargo al final esto no importó. El puño de Sunan fue como una maza de hierro, y el rostro de Wang Li fue una calabaza.

Huesos destrozados, carne arrancada, sangre derramada.

Dientes volaron por el aire.

Otras cosas grotescas y nauseabundas ocurrieron.

El único golpe de Sunan destrozó la mitad de la cabeza de Wang Li y envió su cuerpo girando varias veces por el aire antes de aterrizar en el borde de la plataforma, pero Wang Li no estaba muerto todavía, y con el único ojo que le quedaba miraba aterrado a Sunan, utilizó una mano temblorosa para intentar ponerse de pie, pero luego de emitir un sonido como de vomito murió. Su cuerpo cayó hacia atrás de la plataforma, dejando tras de sí un rastro de sangre y horror.

La rabia y el fuego en el corazón de Sunan lentamente empezaron a disminuir, por alguna razón, miró a la multitud y se encontró mirando a los ojos del hombre del bigote, le sostuvo la mirada durante un momento mientras limpiaba la sangre en su cara, luego miró hacia al cuerpo desfigurado en el suelo.

Esta vez, la multitud no entró en frenesí con aplausos salvajes, todo el mundo estaba en silencio mortal, nadie aplaudió a Sun Mai.

El único sonido que se escuchaba eran las gotas de sangre que caían del puño de Sunan sobre la plataforma de piedra bajo sus pies.

*****

Sunan y Sun Mai estaban sentados uno frente al otro, separados por una enorme pila de verduras y carne asada, nada de lo cual había sido tocado y aún humeaban al aire de la noche.

Sun Mai levantó un tazón de vino amarillo como brindis, lo mismo hizo Sunan. Luego miró a la luna con una expresión sombría.

“Un tazón de vino, una mesa de carne” dijo con tono poetico

“Y un amigo que es como un hermano con quien cenar”

“Levanto mi copa a la luna en el firmamento” Luego miró hacia la carne asada en la mesa.

“Y a esta pobre oveja, la cual nos hace tres”.

“Pero la luna no va a beber…”

“Y nuestras sombras…”

Antes de que pudiera continuar con su poesía, Sunan lo interrumpió, “Muy bien, ¡bien! Basta ya. ¡brindo por ti!”

“¡No!” Respondió Sun Mai. “por ti.”

“Por nosotros” concedió Sunan.

“¡Por nosotros!”

Bajaron el tazón de vino amarillo y luego comenzaron a comer y beber de forma voraz, pasados unos minutos, Sun Mai eructó con fuerza y luego dijo,

“¿Sunan?”

“¿Sí?” respondió Sunan

“Es ha sido… ha sido ¡INCREDIBLE!”  Dijo mientras golpeaba la palma de la mano sobre la mesa, haciendo que la carne volara por el aire y callera haciendo mucho ruido “¡Nunca he visto nada parecido! ¿Que pasó?”

Sunan se encogió de hombros. “Dijo algo insultante y lo golpeé tan fuerte como pude, eso es todo.”

“Pero ¿acaso al tipo anterior también no lo golpeaste tan duro cómo pudiste? Y no lo…” sostuvo su puño cerrado frente a su cara y luego abrió sus dedos de par en par. “Poosh!”

Sunan hizo una mueca y se encogió de hombros de nuevo. “Soy más fuerte que antes, no estoy seguro de cómo sucedió, pero… es casi como si hubiera alcanzado un nivel más alto que antes, un segundo nivel que ni siquiera sabía que existía”

“Un segundo nivel, ¿eh?” Dijo Sun Mai mientras lazaba otro tazón de vino amarillo “Vamos, vamos a beber”, dijo, luego tomaron otro tazón juntos.

“Sabes, incluso después la multa por matar al asesino, seguimos siendo muy ricos, y además ¡subiste aún más en la clasificación! Ahora sólo estas dos lugares por debajo del Golden Immortal. ¿Viste esas ropas de oro que llevaba? Te lo digo, tenemos que conseguirte ropa con dragones.

“¿Sabes de dónde vienen las leyendas de los dragones? Quizás esto yte sorprenda, estaba leyendo uno de los clásicos el otro día y…”

En este punto Sunan comenzó a ignorar  a Sun Mai mientras comía y bebía.

El tiempo pasó.

En algún momento, Sunan se dio cuenta de repente de que todo se había vuelto repentinamente muy silencioso, levantó la vista, quitándola de un camarón picante para encontrar a Sun Mai mirándolo con los ojos tan tan abiertos como la luna. Sunan frunció el ceño, y Sun Mai pronunció una palabra que no pudo distinguir.

“¿Qué acabas de decir?” preguntó.

“Lala …”.

“¿Qué?”

“La-lan-lan…”.

Sunan levantó la oreja. “¿qué?”

“¡La-lan-lanza!” gritó Sun Mai casi atragantado.

En este punto Sunan sintió algo frío presionándolo ligeramente en cuello. La punta de una lanza. Su corazón de repente comenzó a galopar, y una furia fría comenzó a emerger en su corazón.

Se escuchó a alguien hablar con una voz aceitosa y viciosa. “¿En… Qué… Estabas… PENSANDO?”

Incluso antes de que el dueño de la voz saliera a la vista, Sunan sabía exactamente quién era, era el hombre con bigote de la arena de combate, quien entró en el campo de visión de Sunan, pero permaneció a una distancia de al menos tres o cuatro metros de la mesa.

“Te dije que perdieras la pelea, y tu dijiste que entendiste? ¿Lo hiciste? ¿Realmente entendiste? Aparentemente no, no sólo no perdiste la pelea, derrotaste a tu oponente. ¡Y no sólo lo derrotaste, lo mataste! Su cerbro salpicó toda la plataforma… Impresionante. Muy impresionante”

Sunan miró a Sun Mai, quien lo  estaba mirando directamente a los ojos y ¡ha! tan ligeramente, los labios de Sun Mai se movieron, formando una sola palabra. “¡acabalo!”

Sunan asintió de forma casi impercetible, y comenzó a hacer circular el Qi en su cuerpo, concentrándolo en sus brazos.

“Iron Awl Hu está molesto”, continuó el hombre del bigote. “De hecho molesto, ni siquiera comienza a describir cómo se siente, creo que él…”

En medio de la frase del hombre, Sunan de repente se inclinó a un lado, giró, y alejó la lanza de su cuello con un golpe, entonces notó que el hombre que sostenía la lanza era un maleante, fornido, con las manos del tamaño de gatos pequeños.

Sin la menor pausa, Sunan apretó la mano en un puño y reunió todo su Qi adentro, dobló las rodillas y levantó el puño, luego se lanzó hacia adelante, lanzando, lo que sabía que era un golpe mortal, directamente hacia la cara del hombre. No importaba si su golpe impactaba la mandíbula del hombre, la sien, la nariz, o cualquier otro lugar; el daño resultante sería, sin lugar a dudas, mortal,

“¡Muerde bastardo!

La ira, furia y humillación de Sunan ardían como fuego, alimentando su furioso ataque. Dejó escapar un grito mientras cargaba hacia adelante… y de repente se encontró golpeando el aire, su puño no había conectado con nada. Había errado por completo el blanco.

El matón era fornido pero rápido, esquivó fácilmente el golpe salvaje de Sunan, y al mismo tiempo, realizo un círculo completo con su lanza, golpeando el torso del Sunan con el mango de la misma.

Sunan se estrelló contra el suelo de tierra compacta, el aire fue expulsado al instante de sus pulmones, y su Qi se tornó caótico.

Antes de que pudiera forzar aire de nuevo a sus pulmones, antes de que pudiera ponerse de pie, antes de que pudiera hacer algo, sintió seis o siete puntas de lanza presionando su espalda, piernas y brazos. Sintió las puntas afiladas penetrando en su piel, manteniéndolo en el suelo. Momentos más tarde, unas manos lo agarraron con un apretón agresivo y fuerte como el hierro.

Oyó un súbito chillido y sus ojos giraron hacia la derecha. Vio a Sun Mai, siendo sostenido por ambos brazos por matones, y con un cuchillo apretado contra su garganta.

En ese momento Sunan sintió que su pelo era agarrado con violencia, y su cabeza fue levantada a la fuerza de un tirón de su pelo, entonces su vista se encontró con la mirada del hombre del bigote.

El hombre se rió entre dientes. “Ya he visto gente como tú antes, ¿sabes? la gente siempre viene con algún movimiento o arma especial, o incluso un veneno especial. Nada de eso es nuevo. TU no eres nada nuevo”

“Y ahora, vas a hacer lo que todos hacen: Vas a escucharme, de ahora en adelante, trabajas para Iron Awl Hu. Cuando el diga “pelea”,  tu peleas, cuando él te diga “pierde”, tu pierdes ¿entiendes?”

“¿Acaso crees que eres especial? ¿Crees que tienes lo necesario para ser tu propio jefe? El hombre del bigote se echó a reír y lentamente sacó un cuchillo afilado de su manga, el cual lentamente pasó por el lado de la mandíbula de Sunan.

“Piensa de nuevo, muchacho. Y no se te olvide, quizás tú seas capaz de aguantar un puño, o una cortada, hasta una puñalada, pero… no todo el mundo es como tú”

La cabeza de Sunan de repente se sacudió para hacer frente a Sun Mai. Uno de los hombres con que sostenían a Sun Mai miró a Sunan a los ojos, sonrió y luego retorció el brazo de Sun Mai.

Incluso Sunan pudo oír el crujido mientras se rompía el brazo de Sun Mai.

Sun Mai lanzó un grito en agonía, y luego comenzó a sollozar.

“Si lastimar a tus amigos, no funciona, hay otras cosas que podemos hacer”, continuó el hombre del bigote. “Así que déjame decir esto una vez más: Haces lo que decimos. ¿Crees que eres rápido? ¿Crees que eres fuerte? Siempre tendremos personas que sean más rápidas, más fuertes y mejores. Así que mejor entra en cintura, desgraciado bastardo. O si no.”

Mientras decía esto el hombre del bigote jaló los cabellos de Sunan, obligándolo a mirar en la dirección de Sun Mai mientras el hombre que lo sostenía lentamente sacó su cuchillo del cinturón y luego lentamente presionó la hoja contra la garganta de Sun Mai. Luego forzó la cabeza de Sun Mai hacia atrás con fuerza manteniéndola en esa posición hasta que las venas y las arterias en su cuello empezaron a hincharse. Sun Mai gemía y sollozaba.

Entonces, el hombre lentamente comenzó a mover el cuchillo a través de la garganta de Sun Mai.

Anterior     Indice     Siguiente



Si todavía encuentra errores gramaticales, esperamos sinceramente que se tome el tiempo en señalarlos, para arreglarlos tan pronto como sea posible, y así brindar una mejor experiencia de lectura. Contácto



Notas al final de capítulo 5.     (Glosario)

 

Inicio     Más novelas     Lo ultimo


 Mundo Xianxia 2017

Anuncios

Un pensamiento en “LOOG. Lib 1 Capítulo 5: Huesos rotos

  1. Pingback: LOOG. Lib 1 Capítulo 4: Un mariquita como oponente | Mundo Xianxia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s